Roberto: te fuiste muy temprano

           El pasado lunes 3 de mayo de 2021 falleció en la ciudad de San Pablo (Brasil) mi querido primo Marcelo Roberto Saavedra Bruno. El terrible Covid-19 se lo llevó antes de su tiempo, generando una lamentable pérdida para quien hilvana estas líneas, como obviamente para toda su familia y hasta para el país. Nacido el 12 de enero de 1957 fruto del amor de sus padres Marcela (Pimpa) Bruno Antelo y Luis Saavedra Suárez, Roberto (“Robertao” como le decían sus amigos) fue un hombre singular y tuvo una asombrosa capacidad de generar empresas.

           Al margen de forjarse con brillantez en la Universidad de Córdoba, fue desde joven un genuino creador. A Roberto se le deben muchas cosas que concretó tanto en Bolivia como en el departamento de Santa Cruz. Sin ir muy lejos y en una incompleta muestra, citemos la carretera al norte, el Centro Bolívar, el Barrio Norte y El Remanso, hoy en día una zona de indudable atracción ubicada en el octavo anillo de la zona norte. Asimismo, hubieron muchos otros emprendimientos tales como Cerco, la aceitera SAO, Inspectorate, Baltic, su participación accionaria en el BNB, consulado honorario de Finlandia, etc. Además, incursionó con su genio empresarial en Estados Unidos, Uruguay, Brasil, Ecuador y Argentina, lugares donde dejó su sello creador.

           A Roberto le gustaba crear empresas; cuando el emprendimiento estaba en su auge lo vendía y comenzaba a pensar en una nueva creación. Era su espíritu inventivo el que se imponía, inclusive frente a la racionalidad económica. Si Roberto hubiera nacido en Europa o en EEUU hubiera sido un verdadero gigante. Y aun habiendo nacido y vivido en un pequeño país del tercer mundo, como el nuestro, descolló sobremanera.

           Esa habilidad empresarial de Roberto vino acompañada de algo raro en gente de esa estirpe: una generosidad sin límites; él siempre fue generoso con sus amigos, con su familia, con quienes quería y también con la gente que necesitaba; es algo que usualmente no es común en personas poderosas en lo económico pero Roberto fue siempre así. Era un ser pleno de nobleza y bondad.

           Roberto nunca perdió su carácter emprendedor. Es más, creo sinceramente que si Roberto hubiera hablado inglés hubiera sido uno de los grandes titanes de la economía mundial. Su sello empresarial y humano lo acompañaron durante décadas. Muchas cosas más tuvo y obtuvo Roberto en su fecunda vida; falleció prematuramente a los 64 años de edad debido a esta peste del Coronavirus, que hoy en día tiene atormentado al mundo enero. Pero muy bien se dice que los hombres notables nunca mueren, continuan ahí donde estaban mediante sus obras realizadas. Y eso es lo que pasa con vos mi caro “fratello” Roberto: te fuiste muy temprano y te vamos a extrañar mucho, pero sabemos que estás ahí, estás en nuestros corazones, estás en tu familia, estás en tus hijos, hermanos, primos, y amigos; estás con todos aquellos que tuvieron el privilegio de tratarte y de quererte. En algún momento nos veremos en el más allá y mientras, ahí en el Cielo están mi tío Luis tu padre, tu recordado segundo padre Enrique Kempff, tu hermano Eduardo y tu hermana Luisa; con ellos tendrás grata compañía hasta que nos reunamos nuevamente.

           

----------0000----------

 


Publicado en Fecha: 09 de mayo del 2021
Escrito por:
Agustín Saavedra Weise
Ex canciller, economista y politólogo

6

Los más Recientes



Copyright © 2013 - Todos los Derechos Reservados

Telf. de contacto: 74969109 Diseñado por: Vicente Candaguira